Todo indica que Warner Bros. ya no será el encargado de este proyecto.

De acuerdo a varios reportes los derechos para producir la adaptación live action de Death Note están en negociaciones.

Netflix, STX y Lionsgate son algunos de los estudios que quieren hacerse de los derechos de Death Note y se estima que la producción tendría un costo de entre 40 y 50 millones de dólares.

En anuncios anteriores se confirmó que el actor Natt Wolff (Paper Towns) tendría el protagónico de la cinta y su papel se describe como un chico que encuentra un libro supernatural con el cual puede matar a cualquiera con tan solo escribir su nombre. Obviamente es Light, aunque para esta adaptación americana no se sabe si se mantendrán los nombres originales, ojalá y sí.

La cinta será dirigida por Adam Wingard y el guion escrito por Jeremy Slater.

Warner Bros. obtuvo los derechos en 2009 y parecía estar muy interesado en llevarlo a la pantalla grande, después de casi 7 años parece que la han perdido fe o tal vez las cuestiones monetarias no se lo permitan.

Por ahora deberemos esperar para saber quién se queda con los derechos. Recordemos que en Japón ya hubo adaptaciones live action tanto en formato de película como en serie (dorama) de TV.

Fuente: Variety

Vía: ANN

Anuncios