El rodaje del largometraje basado en los cómics de manga Death Note ya está en marcha, tendrá lugar en Canadá y en Estados Unidos y el reparto será el siguiente: Nat Wolff (Ciudades de Papel) será el protagonista, Light Turner, Margaret Qualley, la chica por la que Ryan Gosling y Rusell Crowe se meten en líos en Dos buenos tipos será Mia Sutton y Keit Stanfield interpretará a la némesis de Light, L.

En 2017 la cinta tendrá un estreno mundial en Netflix y su director Adam Wingard (Tú eres el siguiente) está muy emocionado: “Estoy encantado por poder trabajar con este gran reparto. Tengo muchas ganas de llevar la original historia de Tsugumi y Takeshi a la audiencia global”.

Muchos se han extrañado de que ninguno de los protagonistas principales sean asiáticos pero los productores Roy Lee o Dan Lin se han encargado de silenciar esta polémica argumentantdo que al fin y al cabo, esta historia gira alrededor de un tema universal –Death Note cuenta la historia de un joven que un día se encuentra un cuaderno en el que al escribir el nombre y apellidos de una persona visualizando su rostro, la persona muere repentinamente. El protagonista lo utiliza para matar a criminales y el conflicto moral se desata-.

“Nuestra visión de ‘Death Note’ siempre ha sido llevar esta cautivadora historia a la gran pantalla para los fans del manga, así como introducir al mundo esta oscura y misteriosa obra maestra. El talento y la diversidad de nuestro reparto, unión y equipo de producción refleja nuestra creencia en permanecer fieles al concepto de relevancia moral de la historia, un tema universal que no entiende de fronteras raciales”, han dicho los productores.

Parece que el anime se confirma como la gran moda de Hollywood y tienen material para rato…

Anuncios